Tampico.- Urge dar mantenimiento a las refinerías del país para que estén al cien por ciento de su operación, pero sobre todo que haya transparencia en la aplicación de los recursos asignados a este rubro y no se tenga tan “guardadito” como sucedió con los 3 mil millones de pesos que se aplicó en el centro refinador de Ciudad Madero.

Así lo declaró Eduardo Manzur Manzur, presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas, CIEST.

El representante de la cúpula empresarial dijo que esto se debe abordar en el tema fiscal, en donde entran los incentivos para apoyar el mercado interno, la gasolina y los temas de desarrollo económico.

Dijo Eduardo Manzur que se deben poner a funcionar al cien por ciento las refinerías y quitar las deficiencias que ha tenido, los señalamientos de corrupción que han hecho que éstas no funcionen como debiera y la brecha de las gasolinas que hoy importamos, el 65 ó 70 por ciento de lo que se consume diariamente se importa y lo demás se produce, buscar por lo menos disminuir la brecha y que en esa producción y eficiencia nacional se pueda compensar los precios y analizar la eliminación del IEPS o IVA en las gasolinas o su disminución.

Habló de la necesidad de acabar con la corrupción, ya que dijo que es necesario que la información fluya, “que sea del dominio público tanto montos como justificación de los proyectos como la asignación de ganadores porque también vale la pena decir que en el tema de refinerías los ganadores de esos recursos de 3 mil millones de pesos fueron empresas que no son locales ni del estado, vinieron empresas internacionales o foráneas y nosotros queremos que la riqueza se quede en la zona”, precisó.

Sobre el hecho deque la refinería Madero trabaja a un 22 % a pesar de que ya se le dio mantenimiento, dijo que ésta tenía una inversión de 2 mil millones de pesos anuales en materia de mantenimiento y la última asignación de 3 mil millones de pesos nunca se supo para qué se destinaba pues siempre fue muy “guardadito” el motivo y fondo de la inversión.

“Creemos que esas inversiones tienen que seguirse dando pero de manera estratégica pero para que se produzca y se abastezcan los productos derivados del petróleo que tenemos carencia en la zona, hoy en día vemos que es el tema de las gasolinas pero también es ilógico que teniendo una refinería y teniendo el clúster petroquímico más importante del país en Altamira no se le surtan las resinas plásticas que consume, que tenga que venir importada y no fabricarse aquí”.