En el distrito de riego 025 -el más grande del país- situado al norte de Tamaulipas, se vive la peor crisis por falta de agua de los últimos años.

Para regar las 202,000 hectáreas de las que viven decenas de miles de familias en esa regió, solo se cuenta con 246 millones de metros cúbicos de agua, lo que no alcanza ni para medio riego con 12 centímetros de lámina de agua.

La situación es catastrófica advierte el Vocal del Consejo Nacional de la Cuenca del Río Bravo, Jorge López, quien explica que mientras a los productores de Tamaulipas se mes escatimó el reparto de agua, a los Distrito de Chihuahua 05 Delicias se le autorizan 385 millones de metros cúbicos de agua de presas, mas 200 millones que puede extraer de pozos para irrigar 79,555 hectáreas.

Otro dato que los intriga es que al Distrito 090 Bajo Río Conchos, se le autorizaron 90 millones de metros cúbicos para 12,000 hectáreas, es decir, más de tres riegos con 75 centímetros de lámina de agua.

Los productores de Tamaulipas solicitan la debida atención del problema y que se restablezca el estado de derecho en la distribución de las aguas de la Cuenca del Río Bravo.

“El dejar en la impunidad esta flagrante violación por parte de los usuarios de Chihuahua, sentaría un precedente de gran trascendencia en el futuro del Distrito 025, poniéndolo en la antesala de su desaparición”, señaló Jorge López.

Recordó que el incumplimiento del Tratado de 1944 por la retención ilegal de las aguas en la presa La Boquilla en Chihuahua y la necesidad de saldar irregularmente el faltante con aguas que correspondían a Tamaulipas, se generó el compromiso de que posterior al 24 de octubre, se repondrían los volúmenes tomados de emergencia y el saldo en presas seria distribuido equitativamente entre todos los usuarios derechosos de La Cuenca del Río Bravo.

Lamentablemente a la fecha, ni se han repuesto los volúmenes tomados de emergencia de las presas internacionales, ni se ha distribuido equitativamente el volumen de agua disponible como lo marca el Artículo 27 constitucional.

“Estamos los usuarios de Tamaulipas en una situación extraordinariamente crítica por la falta de agua para abastecer nuestros derechos y desarrollar los cultivos”.