Las infecciones respiratorias no dan tregua en Tamaulipas; llegando ya a los 310,151 casos, mismos que han requerido atención hospitalaria, de acuerdo al informe semanal que da a conocer la Secretaria de salud federal a través del Boletín epidemiológico nacional de esta totalidad, 2,548 personas han sufrido complicaciones llegando a neumonías y bronconeumonías.

Se marca que de enero a la fecha se han atendido a 307,603 casos de IRAS, mismas que se caracterizan por como nfermedades que afectan desde oídos, nariz, garganta hasta los pulmones, generalmente se autolimitan, es decir, no requieres de antibióticos para curarlas y no suelen durar más de 15 días.

Las infecciones respiratorias son ocasionadas en su mayoría por virus, aunque también pueden ser bacterias o parásitos, que se transmiten de persona a persona a través de las gotitas de saliva que se explulsan al toser o estornudar. También puede ser por contacto con superficies contaminadas como son manijas de las puertas, barandales de transporte público, mesas o escritorio, entre otrosLas infecciones respiratorias agudas (IRAS) constituyen la primera

A dichos padecimientos se les identifica como la primera causa de consulta en Tamaulipas, menciona la secretaria de Salud, Gloria Molina Gamboa al exhortar a la población en extremar las medidas preventivas ante cambios de clima

Recomendó abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura; cubrir boca; consumir abundantes líquidos, frutas y verduras con vitaminas A y C; lavarse las manos con frecuencia; no fumar en lugares cerrados ni cerca de niños, ancianos o personas enfermas.

Las enfermedades respiratorias más comunes son: Gripe y resfriado común. Son dos infecciones respiratorias virales autolimitadas (es decir, que finalizan sin tratamiento).

Entre los padecimientos se menciona a la Rinitis. Es la inflamación del revestimiento mucoso de la nariz., Rinosinusitis, Faringitis, Amigdalitis., Bronquitis, Enfisema pulmonar, Asma, entre otras.

Se exhorta a la población a no caer en la auto-medicación, sino acudir a los centros médicos a recibir valoración y tratamiento para no tener complicaciones.