La falta de apoyos federales habrá de afectar la cuarta parte del programa de siembras del sorgo y maíz del ciclo otoño-invierno, es decir de las aproximadamente 800 mil hectáreas diseñadas para estas labores se dejaran de cultivar cerca de las 200 mil debido a las equivocadas políticas y mal implementadas del gobierno en el país.
Aunque la intensión es sembrar todo lo que se tiene en el Otoño- Invierno, que serían casi las 800 mil hectáreas, 100 mil de maíz y 650 de sorgo, pero es evidente que algunos agricultores no alcanzaran para realizar estos trabajos en el dicho periodo agrícola.
Rubén López Rodríguez, ex dirigente cenecista en la zona norte del estado y productor de granos menciono que de momento se tiene una excelente humedad para la preparación de superficies, sin embargo habrán de esperar a que los tiempos se den marcados en el programa de siembra implementado por las autoridades de agricultura.
La presencia de lluvias ha dejado un buen panorama para el ciclo agrícola otoño-invierno, esto debido al resultado que han dejado las recientes lluvias en el norte del estado, y que a pesar del programa de siembras algunos de los trabajadores agrícolas es aprovechado para alcanzar fácilmente un avance importante en estas labores sobre todo en aquellas calificadas como de temporal.
Dijo que estas lluvias han dejado por una buena humedad, lo que ha sido aprovechado para la actividad agrícola y con ello, avanzar en el proyecto de siembras en la zona norte.