De los 10 casos de explotación infantil que ha atendido el DIF Estatal en este año en la capital tamaulipeca, sólo tres de ellos se han judicializado.

El Procurador de Protección a niñas, niños, adolescentes y la familia, Manuel Alejandro Rodríguez Altamirano, destacó actualmente en el municipio de Tampico existe un programa piloto denominado “Trabajar no es cosa de niños”, el cual tiene como fin retirar a todos los menores de edad que se encuentran en cruceros limpiando vidrios, vendiendo chicles o algún otro producto y añadió que este mismo esquema se está buscando replicar en el resto del estado.

“El programa ha tenido muy buenos resultados en Tampico y queremos replicarlo, lo único que falta es terminar de estructurarlo y que los municipios colaboren”, expreso.

Rodríguez Altamirano puntualizo que la explotación infantil es un tema que normalmente es atendido por los DIF Municipales, pero en el caso específico de Victoria, dijo que muchas de las denuncias están llegando de forma directa al DIF Estatal.

“Directamente no nos hacemos cargo de lo que sucede en todos los municipios, ellos deben de ser un enlace para DIF Tamaulipas y trabajar para sus municipios, sin embargo en este tema (explotación infantil) nosotros nos ponemos la camiseta y atendemos muchos casos, pero la responsabilidad directa la tiene el DIF Victoria”.

Tan sólo en lo que va del 2019, refiero en esta ciudad han sido identificados 10 casos de niños que trabajan en la calle, ya sea vendiendo algún producto o limpiando vidrios. Algunos de ellos menciono que han salido de manera voluntaria por la necesidad económica que afrontan en sus hogares, pero reconoció que la gran mayoría de los menores son obligados por los propios padres “y esto se observa con mucha frecuencia en los cruceros, mientras el niño anda vendiendo algo o limpiando vidrios, la madre o el padre están sentados o descansando bajo la sombra de un árbol”, por lo cual añadió que incluso los adultos se niegan a aceptar el apoyo del DIF, cuando se les ofrece canalizarlos a un empleo.