En sólo cuatro meses el COVID-19 dejó desempleados a 31,649 tamaulipecos.

La pandemia no sólo ha mermado la salud de más de 34 mil personas en la entidad, sino que además pegó directamente en los ingreso de las familias.

Las estadísticas de la Secretaría del Trabajo muestran un panorama desolador, los meses críticos fueron marzo, abril, mayo y junio.

El Secretario del Trabajo, Miguel Ángel Villarreal Ongay, reveló que al día de hoy, sólo se han logrado recuperar 14,367 fuentes de empleo.

Éstos son empleos que se han generado en los meses de julio, agosto, septiembre y octubre, que a pesar de que han mostrado un crecimiento contínuo, aún no es suficiente.

Al inicio del mes de noviembre, aún hacían falta recuperar 17,280 empleos para llegar a los números que se tenían antes de la pandemia.

Con este escenario, Tamaulipas no podrá cerrar el año con crecimiento en generación de empleos, lo más que podrá hacer es reducir el número de los trabajos que se perdieron por el COVID-19.