En Nuevo Laredo fue clausurado con suspensión de actividades un banco de sustancias y materiales no reservados a la federación en el rancho La Sardina, ubicado entre el kilómetro 177 y 178 de la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, informaron fuentes oficiales.

Elementos de la policía estatal y policía investigadora, así como personal del área jurídica de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (SEDUMA), participaron en el operativo realizado en la empres Nakro, quienes operaban de manera clandestina pese a que ya se les había hecho un exhorto.

La clausura se deriva de un procedimiento administrativo que contempla formas y tiempos, los cuales se cuidan para no violentar las garantías de las empresas físicas y morales.

En el lugar en mención fueron asegurados cinco camiones de carga de 13 metros cúbicos, una góndola, un cargador frontal y una “oruga” o D6, cuyas unidades se utilizaban para extraer las sustancias y materiales no reservados a la Federación.

Hasta donde se tiene conocimiento, la empresa que venía operando en forma ilegal el banco de material es de Tijuana, Baja California, sin contar con los estudios previos de impacto ambiental y la autorización correspondiente.

De acuerdo con la información recabada, de ese lugar se extraían grandes cantidades de toneladas de material conocido como caliche para su presunta utilización en diversas obras.

Cabe señalar que los operativos para detectar este tipo de situaciones se realizan los 365 días del año de manera aleatoria en los municipios de la entidad.