El análisis de puestos y perfiles que realizan cada una de las Secretarías del Gobierno Estatal dio como resultado preliminar el cese de al menos 400 aviadores de la nómina del Estado.

El Contralor Gubernamental, Mario Soria Landero explicó que estas 400 bajas corresponden a personal que estaba inscrito en nómina y cobraban sin trabajar en la estructura gubernamental.

Una nueva sacudida se avecina a la nómina del Gobierno de Tamaulipas pues hay 300 puestos más en la mira, pues sus titulares tampoco fueron localizados físicamente en ninguna área del gobierno.

Se trata de personas que jamás se pararon a desempeñar alguna función específica en áreas del gobierno de Tamaulipas, detalló el Contralor Mario Soria.

El cese de aviadores en la administración estatal tiene una doble función, pues además de que se pone fin a viejos vicios, se conseguiran ahorros importantes y optimizar los recursos disponibles para el pago de nóminas.