La carestía que prevalece en los costos de alimentos llega a las frutas que llegan a cotizarse a un precio similar que un kilo de carne; para muestra la uva que se está ofertando a 134 pesos por kilogramo, en tanto que el durazno llega a los 99 pesos y hasta el plátano se vende caro al colocarse a 25 pesos por kilo.

De acuerdo a la información manejada por la Procuraduría de la Defensa del Consumidor -PROFECO- en el caso de las frutas los precios varían de acuerdo con la oferta y demanda que hay en el mercado.

Por lo anterior el encarecimiento de frutas y verduras se tiene en la cadena de abasto hacia el consumidor final en mercados, tianguis y supermercados.

De acuerdo a información recabada desde inicios del presente año los costos de las frutas han ido a la alza, sufriendo variaciones constantes para muestra está el precio del kilogramo de manzana que de acuerdo a la variedad llega a costar 99 pesos el kilo y en variedad más económica se está vendiendo en 50 pesos.

Personal del Departamento de frutas y verduras de una tienda de autoservicio comparte que la carestía que prevalece actualmente también llega a productos como la papa que se está vendiendo en 39 pesos el kilo o el limón que tiene un costo similar:

“Lo que podemos observar es que la gente no está comprando o compra muy poco las frutas, ya que ni en los martes de promoción se bajan costos, ya que estos se modifican de acuerdo a la lista de precios que nos entregan los proveedores y desde el inicio del año los precios suben y suben”.