Es necesario que la Cámara de Senadores analice la misiva enviada por el Sindicato Internacional IndustriALL Global Unión para manifestar su rechazo y preocupación por la iniciativa de reforma laboral que se encuentra en dicho organismo, ya que contiene cláusulas que facilitarían el outsourcing, la precarización de las condiciones de trabajo de los mexicanos y fortalecerían los contratos de protección que se ha buscado erradicar.

Fermín Leija Pecina, presidente del Frente de Defensa Popular Francisco Villa en Tamaulipas, recordó que IndustriAll, representa a 50 millones de trabajadores de 140 países, incluido México, se viene a sumar a la lista de organizaciones obreras internacionales que han manifestado su rechazo a las leyes secundarias de la reforma laboral que se encuentra en espera de su análisis y votación, donde los gremios nacionales ya han manifestado ampliamente su rechazo.

El líder, destaco que el Sindicato Internacional envió una misiva a la presidencia del Senado, en la que le señala que su gremio ve con suma preocupación que el proyecto de reformas, socava el derecho de los trabajadores mexicanos a la libertad sindical y a la negociación colectiva, contemplados no sólo en las leyes nacionales, sino en los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Leija Pecina, indico que las referidas leyes secundarias contienen cláusulas extremadamente perjudiciales, que facilitarían la terciarización y darían manga ancha a los contratos de protección que permean en el sindicalismo mexicano, contra los que se presentó una queja ante el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo, en la que se denunció la práctica enormemente extendida de sindicalismo blanco o pro-patronal que hay en México.

Expuso, que esta Central internacional con todo respeto “lanza un exhorto a los miembros de la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, a que rechacen esta propuesta de reforma a la Ley Federal del Trabajo, que traería consecuencias nefastas para los trabajadores mexicanos y acabaría de tajo con todos los derechos conseguidos en décadas de lucha de este sector”.