Los propios comerciantes reconocen que el alza a la canasta básica originada por el aumento a la gasolina perjudica de gran manera a las familias y reduce la capacidad de adquisición del comercio formal, lo cual ha venido generando la crisis económica por la que viene atravesando el país, situación que no ha sido resuelta por la Administración Federal.

Jesús Hernández Herrera, presidente de la Cámara de Comercio (Canaco) de Valle Hermoso, manifestó que el alza al precio de gasolina, que cada mes se da, afecta gravemente la economía de los hogares que viven con salarios raquíticos como el sector obrero toda vez que su sueldo no va y jamás irá de acuerdo con el incremento constante de los productos básicos, los cuales todos los días se incrementan para desgracia de la clase obrera,

El dirigente, dijo “toda la cadena comercial en estos momentos resiente el alza de los combustibles y el más afectado obviamente es el consumidor, además el comercio organizado no es la excepción, por lo que verá reducida su capacidad de adquisición”, por lo que la inconformidad contra la Administración Federal por la errónea política económica no es nada mas de los trabajadores.

Hernández Herrera, lamentó la situación por la que está atravesando la clase obrera, por los sueldos tan raquíticos, el alza de precios de la canasta básica y para acabarlos de amolar, el incremento a las gasolinas, todo lo cual ha generado un mayor empobrecimiento de los trabajadores, y la drástica reducción de los niveles de vida de las clases más desprotegidas, reconociéndose que muchas no alcanzan a comprar, ni siquiera los alimentos indispensables.

De todo ello están plenamente conscientes los comerciantes, pero lamentablemente en este ramo de la economía ellos nada pueden hacer, porque su labor es precisamente comprar y vender, y los precios están a alza, conforme aumentan las gasolinas, y aunque la gente no lo crea, ellos también son severamente afectados, porque les compran mucho menos.