Como parte de un operativo sorpresa, la mañana de este lunes elementos de la Policía Estatal y Policía de Proximidad fueron sometidos a exámenes toxicológicos.

El dispositivo se implementó en las oficinas del 2 Zaragoza abarcando al personal de la guardia saliente y de la guardia entrante y los cuales fueron trasladados a las instalaciones del C-3 para la aplicación del antidoping.

Durante dicho ejercicio, también se llevaron a cabo revisiones físicas al edificio y a los elementos, para lo cual se requirió del apoyo de binomios caninos.

Como resultado de este operativo, extraoficialmente trascendió que hubo detenciones de elementos por la presunta posesión de armas de fuego no registradas y sustancias tóxicas.

Por su parte la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Tamaulipas únicamente se limitó a informar que estas acciones forman parte de las evaluaciones que se hacen periódicamente al personal de la Policía Estatal.