El Gobierno de Tamaulipas analiza disponer de una serie de incentivos económicos y fiscales a las empresas más afectadas con la pandemia del COVID-19, esto luego de que al menos siete empresas de la industria automotriz en Tamaulipas entraron en “paro técnico”.

El Secretario de Desarrollo Económico, Carlos García, señaló que tras el anuncio del Presidente de México en relación a una serie de microcréditos a las pequeñas y medianas empresas, esperarán a conocer los detalles del programa para hacer en la entidad lo que haga falta.

“Dijo un millón de microcréditos pero no dijo cómo se va a implementar, ahorita me comuniqué con la gente de Nacional Financiera, me comenta que van a tener una reunión en la oficina del presidente de la república en dónde van a estar entre otros FIRA, el Banco de Bienestar, BANCOMEXT, todos los bancos de segundo piso van a tener una reunión para ver cómo van a implementar esto porque les digo que hay que esperar el día de hoy porque dependiendo de lo que saqué el Gobierno Federal nosotros podremos saber qué es más conveniente para Tamaulipas”.

Indicó que ya analizan varias opciones como Programas de Apoyo para las MIPYMES con recursos propios o a lo mejor una parte poderlo poner en una bolsa junto con el Gobierno Federal porque a través del Fondo General de garantías se puede potencializar varias veces el recurso y se podrían dar más crédito y tener un mayor alcance social.

“Tenemos que ver cómo sigue evolucionando apenas hoy arrancó lo que se le denomina la fase 2 y a partir de eso ya estoy teniendo pláticas con el área de finanzas para juntos poder llegar a un paquete de incentivos de manera integral”.

Dijo que aunque todos necesitan los apoyos, el Gobierno del Estado aplicará tiros de precisión por lo que realizan un análisis exhaustivo de cuáles son los sectores más afectados en el corto plazo.

En cuanto a los paros técnicos dijo que en Tamaulipas aún no se llega a las 10 empresas, pero recalcó que la industria maquiladora y manufacturera de exportación es la que genera prácticamente una tercera parte de lo que es el empleo formal en la entidad.

Hasta ahora el sector automotriz es el único que ha entrado en suspensión temporal de labores en algunos casos están pagando el 50% del sueldo y en otros el 60 % pero aseguró que en todos los casos están respetando al 100% las prestaciones que marcan los contratos colectivos de trabajo.

Indicó además que otras empresas lo han dispuesto como una medida opcional el acudir o no a trabajar y mencionó que la suspensión temporal de labores en algunos casos se ha establecido entre el 23 al 30 de marzo y otros del 23 por los siguientes 15 días.

La industria automotriz en Tamaulipas representa unos 90 mil puestos de trabajo y en 200 empresas situadas principalmente en la franja fronteriza.