TAMPICO.- Es preocupante que las mujeres en estado de gravidez aumenten de peso más de lo debido, pues pueden caer en problema de diabetes, lo que complica su salud, declaró el endocrinólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social en Ciudad Madero, Rafael Violante Ortiz.

Indicó que esto es provocado por la mala alimentación que llevan durante el embarazo, suben mucho de peso, lo que no sólo les afectará a ellas, sino también a los niños, que pueden nacer con diabetes, lo que pone en riesgo su salud.

“Una de cada tres puede tener diabetes, pero ocho de cada diez aumentan más peso que el debido y entonces tenemos que reforzar los cuidados sobre el peso en mujeres embarazas”, expresó.

Externó que esta es una problemática que va en aumento y señaló que en el IMSS actualmente se atienden al día seis mujeres embarazadas que padecen diabetes.

“Si los niños son obesos es porque la madre no se cuidó durante el embarazo y hay más riesgo de desarrollar diabetes y más riesgo de que ese niño sea obeso. Casi la mitad de las madres cuando se embarazan pueden tener elevación del azúcar y una tercera parte hace diabetes durante el embarazo, como ya son pre diabéticas es un problema muy serio tanto del niño como de la madre”.

El endocrinólogo hizo hincapié en que al subir de peso las madres, más del debido ocasiona la diabetes y esto puede causar complicaciones durante la gestación, que inclusive puede terminar en el fallecimiento del bebé o de la madre al momento del parto.

Por ello, señaló la importancia de que las mujeres cuiden de no subir tanto de peso durante su embarazo, ya que no sólo el bebé está en riesgo, sino su propia vida.

“Durante el embarazo ha habido pérdidas del bebé y durante el parto ocasionalmente pérdidas maternas. Urge que la sociedad aprenda que debe de tomar más agua y aprenda a caminar, que aprenda a conocer su peso y que a toda costa lo mantenga y evitar el consumo excesiva de bebidas con alto nivel de azúcar y en temporada de calor tomar mucha agua y hacer ejercicio”.