Altamira. – Alrededor de 2 mil familias de las colonias Santa Amalia, Carrillo Puerto, Los Pinos y Fraccionamientos Unidos Avanzamos han sido afectadas por un fuerte olor a gas, sin que las autoridades informen al respecto.
Raquel Loredo, presidenta del Fraccionamiento Unidos Avanzamos de Altamira, mencionó que el olor ha sido detectado desde hace varios días y pese a que han realizado las llamadas necesarias al Departamento de Bomberos y Protección Civil, ninguno ha hecho presencia.
Está acción trajo consigo, que se suspendieran clases en el jardín de niños, debido al riesgo que presentan los menores al estar expuestos al olor a fluido.
Asegura que el problema no tiene un día, sino varios, por tanto, a las familias, les preocupa que se presente una situación de riesgo, como sucedió hacer varios meses, cuando se registró un incendio.
“Eso (olor a gas) no es de ayer nada más, ya tiene varios días que huele a gas se estuvo marcando a Protección Civil, pero no han acudido, las familias demandan la presencia del personal”.
Hace referencia que tan sólo en una colonia habitan un promedio de 500 familias, por lo que, en el resto, viven 1,500, “somos más de 2 mil familias, las que estamos en riesgo”.
Expuso que algunos menores han empezado a sentir los efectos del gas, pues se sienten mareados, con dolor de cabeza, entre otros síntomas, que pueden poner en riesgo la vida de las personas.