El Presidente Andrés Manuel López Obrador estará en la frontera tamaulipeca supervisando personalmente la atención a los damnificados y la reconstrucción tras el paso de “Hanna”, en el marco de un compromiso establecido por el mandatario para que los afectados reciban los recursos del Fondo Nacional de Desastres.

En la conferencia de prensa matutina de este jueves, el mandatario anunció que en pocos días -estiman que será en la segunda quincena de agosto- visitará además de nuestro Estado a San Luis Potosí y a Coahuila.

Como antecedente, el Gobierno federal ya emitió la declaración de emergencia para los municipios de Reynosa, Valle Hermoso y Díaz Ordaz, con lo que, aseguran, en las próximas horas llegarán los apoyos del FONDEN.

En el mismo escenario, López Obrador aseveró que los recursos del Fondo de Desastres Naturales sí llegarán a Tamaulipas, pero directamente a los damnificados por las inundaciones que dejó a su paso el huracán.

Durante su conferencia matutina de ayer jueves, afirmó que el FONDEN sigue existiendo, pero recordó que en gobiernos anteriores había mucha corrupción y por eso ahora no se utilizarán intermediarios.

“Hay un procedimiento, se hace una revisión, antes había mucha corrupción, ya lo hemos visto aquí, se hacían las solicitudes, se declaraban emergencias, se gastaba mucho y no llegaba el apoyo a la gente”, comentó.

Enfatizó a los damnificados que cuentan con el apoyo del gobierno federal, “que no los vamos a dejar solos, nunca los hemos dejado solos y todo lo que hagamos se les va a entregar de manera directa”, puntualizó.