La alcaldía de Victoria y la Secretaría de Salud en Tamaulipas (SST) comenzaron la vigilancia e inspección de todos los productos que se ofertan en la vía pública para verificar que cumplan con las normas de sanidad adecuadas ante la ola de calor que está azotando la región.

María Isabel Paulín Delgado, regidora presidenta de la comisión de comercio ambulante dijo que este operativo se concentra principalmente en el centro de la ciudad y en las entradas y salidas de los planteles escolares.

“Es una coordinación entre el departamento de inspección fiscal y la Coepris de la SST para verificar que los ambulantes cumplan con las normas de salud adecuadas y el ordenamiento administrativo que exige el reglamento, con el intenso calor los alimentos deben de estar en buen estado”, reveló.

Afirmó que este operativo se realiza por personal de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) y la Jefatura de Inspección Fiscal del Ayuntamiento de Victoria.

“Se lleva ya un operativo fuera de los planteles educativos y que también contempla edificios donde laboran burócratas, y es para que vendedores ambulantes no vendan comida con altas calorías”, dijo.

Paulín Delgado señaló que la inspección se hace de manera aleatoria, y cuando detectan a personas ambulantes vendiendo comida chatarra, se le invita a reubicarse a una distancia prudente de la salida de la institución.

“Todo lo que se relacione con productos de esa naturaleza no se puede vender fuera del plantel, pero alimentos como sándwiches, lonches o frutas sí tienen una consideración y pueden estar a la venta al público”, afirmó la regidora.