Tras tomar protesta como delegado del ISSSTE en Tamaulipas, Eduardo Martínez Bermea informó que en los próximos días realizará un diagnóstico a detalle de la operatividad del instituto para determinar cuáles serán las primeras acciones a implementar.

“Tengo un panorama pero necesitamos sentarnos y hacer un diagnóstico situacional; observar en qué estado se encuentran las áreas hospitalarias y después iremos tomando las medidas pertinentes”, señaló.

De igual modo anticipó quién en su momento dialogara con personal jubilado y activo para conocer las demandas, inquietudes y quejas de estos.

Reconoció que el Instituto afronta carencias, pero agrego tener la plena intención de trabajar y sumar esfuerzos con el personal, para mejorar la calidad de la atención médica y el trato a los derechohabientes.

Finalmente agregó desconocer si existen auditorías en puerta y añadió que de momento tampoco se contempla efectuar recortes de personal.