Comerciantes informales de la zona centro de Ciudad Victoria piden al personal de COEPRIS e Inspección Fiscal del Municipio piso parejo en la implementación de las medidas sanitarias.

Y es que tras el operativo que se realizó la mañana de este miércoles para invitar a los comerciantes a que desistan de seguir llevando a cabo dicha actividad, los vendedores externaron inconformidad, pues argumentan que en otros sectores no se molesta a los oferentes y por el contrario, se les permite seguir laborando.

“Si hay inconformidad, al parecer quieren que ya a partir de mañana (jueves) no nos presentemos a trabajar y lo que nosotros estamos argumentando es que alrededor del primer cuadro hay muchos negocios que están trabajando, incluso muy cerca de Presidencia Municipal hay un negocio que hasta tiene banquitos y no les dicen nada; las medidas deberían ser parejas, pero siempre nos molestan únicamente a los que estamos en el primer cuadro”, declaró Luis y quién se dedica a la venta de alimentos.

Otros comerciantes mencionaron tampoco estar de acuerdo con la invitación que les ha hecho Coepris; consideran que están cumpliendo con todas las medidas sanitarias y piden que se les permita seguir trabajando.

En la zona centro se calcula que existen alrededor de 230 comerciantes, la mayoría de ellos aseguran tener necesidad de salir a las calles, ya que la vendimia es única fuente de ingresos.

“Tenemos necesidad y lo único que queremos es trabajar, estamos dispuestos a cumplir con todas las medidas de prevención que nos impongan pero que nos dejen trabajar”, mencionó otro de los vendedores.