Un total de 150 lotes es la capacidad de la cual dispone actualmente el Panteón de la Cruz para ofrecer los servicios de sepultura.

Gilberto Quintanilla de la Fuente, administrador de los cementerios municipales en la localidad indico que ante el incremento de defunciones que se registran desde hace ya algunos años, es posible que estos espacios se ocupen en un lapso no mayor a dos meses.

“Ya casi no disponemos de terrenos, tenemos muy pocos, son 150 los espacios disponibles y tenemos una demanda de entre 65 y 85 lotes al mes, entonces es posible que en dos o tres meses tengamos necesidad de estar ocupando un nuevo panteón”, indico.

El administrador de los panteones dijo desconocer cuál es el avance que presenta el proyecto de la construcción del nuevo cementerio, sin embargo que las autoridades municipales ya trabajan en el tema “todavía no me han pasado a ninguna información a mí, pero yo me imagino que ya en Presidencia Municipal deben de tener el proyecto avanzado”, pues aseguro que ahora sí el cementerio se encuentra prácticamente al borde de su capacidad.

Una vez que se agoten los 150 lotes, se indicó que solo la población que tenga terrenos y que disponga de espacios, será la única que podrá seguir solicitando el servicio de sepultura.