Al menos 10 árboles de la avenida Francisco I Madero serán talados por personal del ayuntamiento.
Joaquín Larrañaga González, director de alumbrado público y conservación de espacios públicos del municipio, estableció que la medida es preventiva, toda vez que dichos arboles o las raíces de estos se encuentran secas y corren el riesgo de desprenderse.
Previo a ello explicó que de manera conjunta con el área de desarrollo urbano se llevará a cabo una evaluación de los árboles situados en las principales avenidas de la ciudad para determinar cuántos representan una condición de riesgo.

“Se va a ser con desarrollo urbano una evaluación, un dictamen de los árboles de las avenidas principales para tomar medidas y evitar accidentes más adelante por posibles desprendimientos”, mientras tanto y de manera preliminar informó que desarrollo urbano ha reportado que sobre la Calle 17 existen entre 10 y 14 árboles secos, que requieren ser retirados.
Por último subrayó que en este proceso también se invitara a las asociaciones ambientalistas para que verifiquen la condición de los árboles y posteriormente proceder con la tala y  la reposición de los mismos.