Las siembras de maíz en el ciclo temprano se podrían reducir en por lo menos 30 mil hectáreas, derivado de la falta de precipitaciones pluviales y el bajo nivel de las presas

Normalmente el programa de siembras del ciclo temprano es de 800 mil hectáreas en promedio, por lo que se se podría reducir a 600 hectáreas de sorgo y aproximadamente 70 mil de maíz.

El secretario de Desarrollo Rural del Estado, Ariel Longoria García, sostuvo que los productores agrícolas tomaron la decisión de recortar sus planes de siembra en la zona norte debido a los bajos niveles de las presas “Marte R. Gómez” y “Falcón”.

De acuerdo con el calendario de cultivos agrícolas las siembras iniciarán la próxima semana, pero desde ahora ya se prevé una reducción en las siembras por la falta de humedad.

Los pronósticos meteorológicos para los próximos meses del año son en el sentido de que persistirá la ausencia de lluvias, por lo cual se estima que la producción de granos en este ciclo podría tener un descenso de por lo menos un 30 porciento.