Alrededor de 30 trabajadores del volante en la modalidad de taxis libres acudieron este jueves oficinas de gobierno del Estado, con la única solicitud de que se les permita trabajar de manera normal.

De acuerdo con los hechos narrados por los operadores, ayer por la mañana (jueves) personal de la Subsecretaría del Transporte realizó un operativo en las calles del 6 al 8 Boulevard Praxedis Balboa. Durante esta jornada, el personal de la dependencia estatal repartió cubrebocas, pero también notificó a los taxistas que ya no pueden estar estacionados en dicha zona.

La restricción de no poder esperar pasaje en el bulevar, aunado a la suspensión de la prestación del servicio en los días domingo, motivó a los choferes a solicitar un encuentro con el titular de la dependencia estatal, sin lograr establecer un acuerdo favorable.

“El señor se portó muy prepotente, en la reunión se salió y nos dejó hablando solos. Nosotros nada más queremos que nos dejen trabajar porque no quiere que trabajamos los domingos y a los taxis libres nos quiere mover del bulevar que porque la ley nos prohíbe que estemos parados”, expresó José Soto.

Acto seguido, taxistas arribaron oficinas de gobierno estatal para dialogar con personal de la Secretaria General de Gobierno y donde externaron no querer apoyo de ningún tipo, sino únicamente que se les permita trabajar. Aseguraron que las restricciones impuestas hasta este momento les han causado serias afectaciones económicas en sus hogares.

Por último, los taxista reiteraron no estar de acuerdo con que se les retire del Boulevard; mencionan que en dicho punto existen vehículos particulares que están ofreciendo sus servicios a los transeúntes “llegan, se paran y le dicen a la gente que los llevan, asegurando que son Uber”, sin que a los conductores de estas unidades se les haga algún señalamiento u observación por parte de las autoridades.