El presupuesto de 90 millones de pesos destinados para el pago de laudos y nivelaciones laborales durante 2019, se agotó reconoció el Consejero Jurídico del Gobierno del Estado, Abelardo Perales Meléndez.
Debido a ello, dijo, los trabajadores que recibieron laudos o nivelaciones a favor en sus demandas contra el Gobierno, y que no han recibido su pago, deberán esperar hasta el 2020 que se espera aumente dicho presupuesto o ajustarse a la alternativa de llegar a un convenio.
“El gran tema es que no nos alcanza a nadie, siguen los pasivos obviamente los laborales, se han estado pagando, se agotó el presupuesto, teníamos dos el de SST y el general de la administración central, de 40 millones y 50 millones en Salud” preciso.
Perales Meléndez admitió que, 90 millones de pesos al año son insuficientes para cubrir los pasivos laborales del Estado, muchos de los cuales datan desde el 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018.
Por esa razón, consideró que el presupuesto para el 2020 debe ser mayor, sobre todo porque cada año se emiten más laudos y ajustes en las nivelaciones que condenan al Gobierno a pagar resarcimientos.
“Lo que pasa es que para el siguiente presupuesto que se está proyectando, seguramente va a ser una cantidad, ojala y fuera menor, sería una buena noticia que los pasivos hayan bajado, pero las demandas laborales son constantes y permanentes” adelanto.
No pudo precisar cuántos trabajadores han sido indemnizados porque es una información que maneja la Dirección Jurídica de la Secretaría de Finanzas, por ser la instancia encargada del procedimiento.
No obstante, estimó que hasta el momento se ha liquidado lo que corresponde y nivelado a quien le favorezca, destacando que no todas las demandas son por despido, prima de antigüedad, horas extras y homologaciones.
Dijo que para resolver los conflictos laborales, el Gobierno ha ofrecido la firma de convenios a algunos trabajadores, que ha tenido una formula exitosa hasta el momento.
El funcionario estatal insistió en que el Gobierno del Estado no desacatara la resolución de los tribunales laborales, pero por lo que resta del año ya no hay recursos disponibles.