Rosa María López Pérez, vicepresidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en la zona norte, dijo que los negocios que se vieron más beneficiados durante la temporada vacacional de verano fueron lo que se dedican al turismo, tales como restaurantes de mariscos y antojitos. Indicó que alrededor del 20 por ciento se incrementaron las ventas en promedio.

“Este incremento es como un respiro económico para este rubro, es un aliciente para los empresarios restauranteros, luego que por diversos factores se han visto impactada la industria como la inseguridad, los altibajos de la económica y los incrementos a los insumos”.