La Confederación de Trabajadores de México (CTM); es una central obrera que se encuentra en total decadencia ante la falta de verdaderos líderes que defiendan los derechos de los trabajadores, aceptó Leocadio Mendoza Reyes.

El ex dirigente estatal de la Federación de Trabajadores de Tamaulipas (FTT); dijo que incluso la organización fue sancionada por la ONU al establecer que es una organización no grata para la defensa de los intereses de los mexicanos.

Agregó que al igual faltan liderazgos nacionales como en el Estado, ya que desde la muerte de hombres como Fidel Velázquez, la CTM perdió fuerza, mientras que en Tamaulipas la clase trabajadora como los obreros y empleados de la construcción están abandonados.

Los líderes sindicales se encuentran totalmente entregados al empresarial, “los trabajadores están abandonados, no tienen un liderazgo en Tamaulipas, están prácticamente solos, a merced de los patrones, de los empresarios por orden del sector empresarial y no hay quien los defienda”.

Al hablar en el caso particular del líder estatal Edmundo García Román que se ha enquistado en la dirigencia por espacios de varios períodos, consideró necesario que sea removido, incluso que sea enjuiciado por dejar la defensa de los trabajadores.

Las afrentas para el sector obrero no se olvidan, dijo, en algunos casos se dejan pasar, pero cuando el jarro se reviente, habrá reacciones que provocará poner en su lugar a cada quien.

Insistió en que hay una sumisión que no debe ser por parte de los dirigentes, porque es su obligación defender y mejorar los derechos y beneficios de los trabajadores ante los patrones.