En virtud de que el cierre de comercios no ha contribuido a reducir los contagios de COVID-19, la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en Ciudad Victoria pide al Gobierno del Estado y la Secretaría de Salud, modificar la estrategia para la prevención de dichos casos.

“La estrategia que se está llevando a cabo está siendo muy repetitiva y si seguimos por el mismo camino, los resultados van a ser los mismos; es momento de variar, de buscar otras alternativas y de dejar de golpear al comercio y especialmente al comercio no esencial”, expresó José Luis Loperena González.

El Presidente de CANACO apuntó que los contagios no se están dando al interior de los establecimientos comerciales si no en el entorno de las familias y prueba de ello, dijo es que con o sin establecimientos abiertos la gente sigue saliendo y los contagios siguen aumentando.

Recriminó que el cierre de negocios y el recorte de horario solamente han ocasionado afectaciones económicas y pérdidas de empleo. En este contexto, apuntó qué de los mil 400 negocios afiliados a la CANACO, 230 han cerrado de manera definitiva a causa de que las ventas han bajado a niveles críticos.
“Hay comerciantes que prefieren cerrar por su propia voluntad, por el simple hecho de que no están vendiendo nada, las ventas han bajado como nunca”, advirtió