Cd. Victoria, Tamps; Piden la destitución del actual gerente de COMAPA, Humberto Calderón Zúñiga, ante el pleno desabasto de agua en la cual tiene a la capital del estado, debido a su incapacidad y negligencia en el manejo de este organismo que lejos de beneficiar mantiene a la población con “sed”, y en peligro de contraer diferentes tipos de enfermedades.

Es injusto, dijo Julio Cesar Martínez Infante, que la población esté sufriendo las consecuencias de quienes no tienen el mínimo conocimiento de llevar el control absoluto de la Comisión Municipal de Alcantarillado y Agua Potable-COMAPA-, sobre todo al permitir el desperdicio por más de mil metros cúbicos de este líquido durante el pasado fin de semana por una falla en el equipo de re bombeo de “La Normal”.

Es contradictorio como si contratan personal pero sin el conocimiento de la ingeniería hidráulica que se debe aplicar en cualquier caso de fallas, que en algunas ocasiones como la ocurrida este fin de semana puso en riesgo a los mismos empleados.

El ex diputado local por el Partido de la Revolución Democrática-PRD- agrego que mientras tanto la ciudad con sus habitantes se mantienen desesperados por la falta del vital líquido, tanto así que muchas familias han abarrotado aquellos lugar donde tienen en venta agua de botellón o garrafón para mantenerse hidratados ante un fuerte calor insoportable por arriba de los 40 grados centígrados.

Por lo pronto se debe dejar en claro, apunto Martínez Infante, el gerente de la COMAPA, Humberto Calderón Zúñiga, no debe acusar ni culpar a su personal por esta situación de desabasto del vital líquido y por la cual padecen los victorenses, “él tiene que asumir su responsabilidad y contratar ingenieros quienes en verdad conozcan, y no amigos por solo compromisos”.

Y es que para cubrir las apariencias, dijo, el gerente general hasta tomó la decisión de levantar un acta administrativa en contra del Gerente Técnico, a quien hizo responsable de esta situación para así salvarse de cualquier crítica de la población en general y los usuarios a quienes se les exige el pago puntual por este mas y pésimo servicio.