Un nuevo crédito es la solución que estudia en este momento la Secretaría de Finanzas del Gobierno de Tamaulipas, para liquidar la deuda de alrededor de 400 millones de pesos que sostiene con proveedores de la entidad.

En rueda de prensa, la Secretaria Lourdes Arteaga, dijo que “es de todo aspecto financiero conocido que la manera para ir solventando los efectos económicos después de una crisis es a través del crédito, es la forma en que se reactivan las economías”.

En este sentido es que expresó, “el Estado a promovido la contratación para la organización de los flujos al cierre de este ejercicio, de sistemas de cadenas productivas que nos permitan llevar a cabo los pagos con los proveedores al cierre del ejercicio y poder poner en ceros las cuentas que tenemos con ellos”.

Justificó que una parte importante de los rezagos con proveedores es debido a la caída de los ingresos que recauda el Estado y que para el cierre del ejercicio se proyectan en los mil 300 millones de pesos.

“El adeudo actual del que usted hace referencia no llega a los 400 millones de pesos”, respondió al se cuestionada sobre la deuda de 12 meses que arrastran con micros, pequeñas y medianas empresas que son proveedores de Estado.

“Se ha tratado de cumplir dándole juego a todas las necesidades al mismo tiempo, si existiera algún adeudo será a través del crédito que pudiéramos solucionarlo”, reiteró.

Obligados por la Ley de Disciplina Financiera tendrán que ir a un proceso competitivo que permita seleccionar la mejor oferta, a un mejor costo posible para la contratación del nuevo crédito.

SACRIFICARAN OBRAS TURÍSTICAS
Para hacer frente al “descalabro” presupuestal de 2021 y sacar adelante las prioridades del Estado, Lourdes Arteaga confirmó que se sacrificarán las obras de infraestructura turística y gasto corriente del Estado, pero no sé impondrán nuevos impuestos.

“Podemos decir que se tendrían que sacrificar proyectos de inversión en ramos turísticos, desarrollo de actividades que tienenden a mejorar los servicios del Estado hacia los tamaulipecos como infraestructuras, sistemas de información, equipamiento, mantenimiento pero referidos principalmente a los gastos que se den en el propio Gobierno, afectando lo menos posible a todo aquel gasto que se traduce en un ingreso para las personas”.

Reveló que justamente se encuentran en la etapa final de la confirmación de la propuesta de presupuesto de egresos y que las prioridades para el 2021 son salud, atacar la violencia, pobreza, atender equidad, grupos vulnerables, educación, cultura, deporte, profecionalizacion de policías y el impulso a las mesas de seguridad ciudadanas y la reactivación económica.