Concesionarios del transporte público en Victoria piden al alcalde Xicoténcatl González Uresti cumplir con sus promesas de campaña, y aun año de asumir el cargo las calles de la ciudad ya casi son intransitables.
Pedro García Silva Presidente de la Asociación de Transportistas de Ciudad Victoria de la línea de los Microbuses Rojos, dijo que en todos lados hay baches pero la situación se ha complicado aún más sobre los accesos y salinas delas colonias.
Remarco que la reparación de una suspensión de un microbús rebasa los 15 mil pesos, situación que ya es insostenible “Se nos dañan terminales (300 pesos) rotulas (400 pesos) amortiguadores (1200 x 4) que son las piezas más comunes, las calles están destrozadas, esto sin mencionar que al moverse toda la carrocería de la unidad los vidrios se nos rompen también” aseveró.
Indico que en el acceso que existe por el lado de la colonia Las Brisas, parece escenario de un bombardeo de guerra por el que sólo es posible pasar caminando
Agregó que si el fraccionamiento Haciendas del Santuario mostró su horrenda cara vial, Lomas de Guadalupe enseñó que esos daños solo eran “rasguños” en comparación con los que ellos tienen.
En la capital del estado desde octubre del año pasado, dijo, hay 50 colonias con las calles desechas, dónde transitan diariamente y causan severos daños en la suspensión de las unidades.
“Así como autoridades exigen a concesionarios la modernización de las unidades, también debe existir el compromiso para mejorar las calles de esos lugares”, dijo.
Esta problemática la tienen que ver de forma objetiva las autoridades, que deben hacer un compromiso para mejorar los accesos a las colonias, principalmente a las de nueva creación o las que se ubican en las partes altas de la ciudad.
“Si los concesionarios van a invertir entre 700 a 900 mil pesos en la compra de un microbús nuevo, sería justo que las autoridades firmaran un acuerdo para invertir en mejorar los accesos y pavimentar las principales calles de las colonias”, expresó.