Siguen las quejas por la falta de insumos en las unidades del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Victoria, pero ahora es el mismo personal quien cansado de batallar, expone las deficiencias con las que opera el instituto.

“Tenemos muchos problemas por la cuestión de la falta de medicamentos, convenios de atención especializada para hacer referencias”, declaró Víctor Burgos, médico cirujano especialista de la Clínica Hospital del ISSSTE.

La conjugación de carencias, dijo que ha ocasionado una limitación en la atención y en los servicios a los pacientes y quienes en consecuencia, descargan su enojo y reclamos en médicos y enfermeras.

“Eso nos genera conflictos con la poco la población; piensan que nosotros somos los que no estamos queriendo brindar la atención que se merecen, pero estamos limitados con otras situaciones, nosotros queremos brindar la atención, estamos trabajando pero desgraciadamente la institución tiene carencias”.

Señala que en las últimas horas ha surgido especial preocupación entre el personal por la cuestión de que el instituto ha asegurado estar preparado para hacer frente a las contingencias que pudieran surgir en la ciudad en caso de que se detectaran contagios de coronavirus. Este contexto, señalo que difícilmente se podría dar atención a dicho padecimiento, considerando que entre las carencias también están incluidos algunos artículos básicos como los cubre bocas.