Taxistas que se ubican sobre las inmediaciones del Boluverad Praxedis Balboa de esta capital acudieron a palacio de gobierno a solicitar apoyos y denunciar el acoso de inspectores del transporte público que les impide realizar su trabajo.

Jesús Soto, ruletero de esta Ciudad Capital indico que desde que inicio, la cuarentena se han acogido a las medidas sanitarias impuestas por la SST y de esta forma prestar el servicio colectivos donde se mantienen cientos de familias, sin embargo el “Acoso” de los inspectores del ramo no cesa.

Señalo que el “Taxi libre” que lo compone varias decenas de compañeros está pidiendo que los dejen trabajar “lo que es normal”.

“Somos un grupo de aproximadamente 15 taxistas “libres” que acudimos a Palacio de Gobierno para sostener un encuentro con funcionarios del Gobierno Estatal y solicitarles su apoyo, que nos dejen trabajar” afirmo.

Jesús Soto calificó como prepotente al Subsecretario de Transporte Heriberto Morado Cisneros, y manifestó que mientras Transporte Público no los deja trabajar a ellos, sí les concede permisividad a otro tipo de unidades.

“Más que nada fue prepotente, ahí en el Seis Boulevard se portó prepotentemente y allá también (en sus oficinas), se salió, nos dejó hablando a todos ahí en una junta que teníamos”.

Señaló que tras ser notificados esta mañana que no podían estar parados en el bulevar Praxedis Balboa por ser “Taxis Libres”, acudieron a la Secretaría del Transporte, en donde solamente recibieron malos tratos.

“Nosotros vamos en buena manera de que nos dé soluciones, no vamos a pedirle otra cosa más que nos dé soluciones y el señor para todo mete la ley, nosotros lo que pedimos es que nos dé soluciones”.

Y agregó; “no quiere que trabajemos el domingo, a los libres nos quiere mover ahí del bulevar que porque no podemos estar parados que porque la ley nos lo prohíbe, hay muchas cosas que prohíbe la ley y también las hacen ellos”.

Recalcó que su petición es que los dejen trabajar como están trabajando; “ahí hacemos sitio o rampa, aparte el domingo que nos dejen jalar, a nosotros no nos dejan jalar y los Uber están trabajando ahí en el bulevar”.

“Ahí están parados, ofreciendo el servicio como si fueran taxi, es un carro particular”, concluyó.