A través de un desplegado que consta de 12 puntos, la Iniciativa Privada en Tamaulipas urgió al Gobierno del Estado a implementar un Plan Emergente para la Economía, la protección del empleo y el ingreso de los Tamaulipecos frente al COVID-19.

En un documento que firman los Centros Empresariales COPARMEX del Noreste, de Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa, Ciudad Victoria y Tampico piden la activación de estímulos fiscales, apoyo en créditos para la empresas, acciones de seguridad pública, así como en materia de salud.

Se pide que entre otras acciones el Gobierno de Tamaulipas conforme un fondo de contingencia económica para apoyar a los micro, pequeños y medianos empresarios, que son quienes más van a resentir los efectos de la cuarentena.

Se solicita también establecer una mesa de trabajo con SEDECOT para la creación de un fondo de inversión estatal con el objetivo de respaldar e incentivar a las Mipymes con créditos con tasa 0% para micro y pequeñas empresas.

En tercer punto y por acuerdo de todos los firmantes, se le hace saber a la Secretaría de Finanzas que es urgente el pago inmediato de los adeudos estatales, a todos los proveedores; y hacer la difusión oportuna de esta medida, para dar la certidumbre al sector empresarial.

El empresariado local también pido la suspensión de impuestos que rige Tamaulipas por ejemplo el de nómina y hospedaje, por mencionar algunos; así como las multas y/o los recargos estatales además de gestionar el subsidio a impuestos federales.

Se pide suspender temporalmente los actos de fiscalización y eliminar el pago de derechos a nuevas empresas y agilizar todos los trámites de forma electrónica y ampliar los plazos durante el tiempo que dure la contingencia, para evitar el contacto físico y traslado de las personas a oficinas de Gobierno y seguir impulsando la mejora regulatoria.

En el séptimo punto se incluye establecer un blindaje de seguridad pública para evitar el vandalismo a los comercios, restaurantes, hoteles o establecimientos que se mantengan abiertos; al igual que acciones de rapiña de todo tipo de artículos de primera necesidad y fortalecer el Sistema de Salud Pública, para reforzar las medidas de prevención y acelerar la detección de los casos.

Se menciona como vital el mantener el abasto de medicamentos ya que nuestra salud es la base para salir adelante en todos los aspectos.

Los firmantes señalan que al implementar un plan de seguridad económica y estabilidad social, se coadyuva a que no exista desabasto de alimentos; tampoco suspensión del suministro de servicios básicos o de primera necesidad.

A fin de no suspender el servicio de transporte público en la entidad ya que puede ser el medio usado para emergencias, se sugiere suministrar a los prestadores del servicio público, instrumentos y artículos de higiene para el cuidado de la salud de los usuarios.

Finalmente piden un periodo de gracia por 90 días en todos los créditos vigentes de SEDECOT para los emprendedores y empresas, sin repercutir en intereses moratorios o recargos. Así como la suspensión temporal de los cobros y recargos de créditos fiscales estatales mientras dura la contingencia y que se mantenga la constante comunicación con los líderes empresariales, sociales y con los ciudadanos en su generalidad para evitar caer en pánico y motivar permanentemente a que todos sigan las medidas de prevención de la Organización Mundial de la Salud.

“Los Tamaulipecos requerimos certeza, necesitamos que nuestro Gobierno ponga al cien por ciento su capacidad y sea asertivo para que las siguientes horas y días que son decisivos para salvaguardar nuestra salud, integridad y economía, se cumpla perfectamente con la encomienda”, concluyen Carlos González Lima, Presidente de Coparmex Matamoros, Mario Flores Pedraza Presidente de Coparmex Ciudad Victoria, Sandra V. López Hernández Presidenta de Coparmex Reynosa, Gabriel de Ibarra Elizondo Presidente de Coparmex Tampico, Sandra Guardia