En Victoria, para los negocios no esenciales que están trabajando al 25 por ciento es un golpe devastador regresar a la cuarentena y volver a cerrar sus puertas.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio capitalina, José Luis Loperena González, informó que se afecta a alrededor de 800 socios de la cámara con comercios no esenciales, como zapaterías, peluquerías, negocios de publicidad, tiendas de ropa, de cosméticos, etc.

Expresó que para el comercio va a ser una situación dramática porque para poder hacer la reapertura en días pasados tuvieron que adquirir créditos para generar inventarios y poder pagar luz, renta y reactivar sus negocios y ésto los vuelve a poner en una grave complicación, en donde la consecuencia sea la muerte financiera de varios negocios porque no podrán aguantar otro cierre.

Y explicó: “aunque es un período corto, se vuelve una eternidad para gran parte del comercio, porque la gran mayoría se endeudó para la reapertura y eso no les permitirá solventar gastos o los compromisos contraídos. “Es una tragedia, venimos de aguantar y solventar nóminas y ya no se puede más”.

“Creemos que es una medida apresurada, este tipo de acciones van a generar temas catastróficos en el sector empresarial y comercial, nos están midiendo con la misma vara que a Reynosa en donde ahí hay un número muy creciente de casos y situaciones apremiantes en el tema hospitalario”, expresó.