Trabajadores de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) de Victoria, denunciaron que fueron despedidos de manera injustificada.
En las instalaciones del organismo exigieron la constancia de su baja, ya que de otro modo podrían negarles su liquidación por abandono de trabajo.
Gabriela Saldaña, una de las afectadas informo que son unos 30 trabajadores de confianza que solo recibieron el aviso vía telefónica de la rescisión de la relación laboral sin importar una antigüedad superior hasta los 25 años de servicio continuo.
Indicaron que este fin de semana fueron notificados vía telefónica que a partir de este lunes se abstuvieran de checar su entrada a laborar, toda vez que en el transcurso de la mañana pasarían a firmar la final de su relación laboral a la oficina del Coordinador Jurídico de la Paramunicipal Alberto Ortiz.
“Solo nos hablaron ayer por teléfono, en domingo, del coordinador jurídico y nos citó para este lunes solo para confirmar la rescisión laboral, argumentando que son instrucciones de arriba, se llama Alberto Ortiz, utilizando una forma totalmente irregular, en horario inusual, domingo, otros el viernes cuando los compañeros salían del baño” enfatizo.
Otra parte de los despidos inicio desde el viernes lo que suma un total desquiciamiento burocrático por parte del gerente general del organismo Humberto Calderón Zúñiga.
“Creemos que hay otros problemas más importantes y relevantes para el abastecimiento de agua en la ciudad, antes de despedir gente, eso no lo va a resolver” argumento.
Hay que destacar que desde octubre del 2018 se han estado despidiendo a más de un centenar de empleados, formalizándose unas 53 denuncias ya ventiladas ante la junta de conciliación y arbitraje.
“Por cada despido se arrastra una demanda contra la dependencia municipal por adeudo en pago de prestaciones, tales como del pasado aguinaldo, donde en vez de 48 días que les correspondían, sólo recibieron el pago de 15; además de bonos de asistencia, fondo de ahorro, entre otras”.
Entre las personas que despidieron vía telefónica existen personal desde 5 hasta 25 años de antigüedad; recordando que a los que tienen 20 años o más la ley no permite el despido, a no ser que exista una causa particularmente grave, por lo que aseguran los trabajadores que este no es el caso.
Por el contrario, afirman que ellos están trabajando a pesar de que a muchos les degradaron el puesto y trabajan aún con las presiones, además aseguran que son despidos injustificados, con dolo por la época en el que se da.
Cabe señalar que entre los que “se van” hay algunos que tienen puestos claves para el funcionamiento de la COMAPA y que se dice es delicado mover al ser puestos sensibles como el del actual encargado del sistema de facturación, entre otros.
También se dijo que actualmente hay hasta 70 demandas, 50 de ellas personal despedido en Octubre y Noviembre del 2018.
“Ya tenemos el antecedentes de otros compañeros, que desde octubre del 2018 fueron despedidos, dados de baja sin liquidación y fuera de toda legalidad”.