Más de 200 millones de pesos anuales es lo que requiere la Secretaría de salud para poder formalizar al personal federal y estatal médico y de enfermería.

Sin embargo el Subsecretario de Calidad y Atención Médica Hospitalaria, Mario Cantú Salinas admitió que hablar del tema en este momento es prematuro como consecuencia de las limitantes presupuestales.

“Las basificaciones del personal, tanto de enfermería como del área médica y algunos otros temas estan detenido debido a la disminución de las secretarías de salud.
Nosotros pensábamos que con este nuevo presupuesto tendríamos más recursos para basificar el personal operativo, pero no ha sido así”, indicó.

Destacó que posiblemente en un lapso de dos meses la secretaría de salud podrá tendrá una mayor claridad en cuanto al futuro de los trabajadores por contrato, precisando entre personal federal y estatal, son aproximadamente 4 mil las personas que están demandando la certeza laboral. Mientras tanto agregó que estas personas continúan laborando de manera normal, descartando la posibilidad de que se pudiera aplicar algún recorte de personal.