La estrategia de seguridad nacional del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene como esencia principal alcanzar el bienestar de la sociedad y el respeto a los derechos humanos.
El senador suplente Faustino López Vargas señalo que la inseguridad se combate con las facultades y los instrumentos legales que tienen las instituciones para actuar, pero jamás se permitirá que grupos criminales estén por encima de la ley y del gobierno.
Refirió que la ola de inseguridad que prevalece en el país y qué duele mucho, no es justificable, y es parte de los errores del pasado que permitieron que grupos criminales se filtraran en todos los ámbitos del gobierno y del poder económico de México, tolerando su actuación al margen de la ley.
El senador suplente de Morena en Tamaulipas, criticó abiertamente a los grupos neoliberales del poder económico y político del país que de manera irresponsable nunca se preocuparon por atender el asunto desde la raíz, la delincuencia fue penetrando en los ámbitos oficiales desde hace más de una década sin que los gobiernos del PRI y del PAN trataran de acabar con ese flagelo desde sus entrañas.
“La guerra contra la criminalidad que ha paralizado a cientos de miles de familias en los últimos dos sexenios, son muestra que la batalla no funciono siendo responsables los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto” comento.
Apunto que el presidente López Obrador, hizo un compromiso de combatir a los grupos criminales, imponiendo una política social que vele primero por preservar la vida de las familias mexicanas.
López Vargas, convocó a quienes no coinciden con el presidente en su lucha por alcanzar la paz en México, a sumarse a la voluntad política del mandatario y no hacer críticas beligerantes para lograr dividendos de quienes quieren ver al gobierno fracasar en busca del poder perdido.
“El asunto es serio y debemos apoyar todos al gobierno a reforzar las medidas adoptadas para alcanzar la paz y la tranquilidad de las familias, prevaleciendo el respeto y la vida de los seres humanos”, advirtió López Vargas, quien también es coordinador en Tamaulipas del Movimiento Nacional por la Esperanza.
Finalmente recordó las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador quien dijo: “Lo que queremos establecer es que podamos resolver los problemas sin violencia. Que no se violen derechos humanos, que se use de manera regulada la fuerza, que sea legítima defensa, que no haya ese afán autoritario, sino que cuidemos la vida de todos y al mismo tiempo se garantice la paz y la tranquilidad”, subrayó.