Diversos sectores agrícolas del país y Tamaulipas han expresado su preocupación por la falta de mano de obra disponible debido al coronavirus, y uno de ellos pidió que se reclute un ejército terrestre de personas que quedaron sin trabajo por la crisis.
Esta propuesta en todo caso tendría que ser manejada por el gobierno federal de acuerdo a las necesidades que se vayan presentando en el campo en esta cuarentena sanitaria.
La regidora Gladys Nery Enríquez Velázquez considero que es probable que las restricciones establecidas debido al virus eviten que muchos de los trabajadores temporeros que vienen de otras partes del estado cada año para trabajar en las granjas viajen, y también se espera que se reduzca la oferta de trabajadores domésticos.
Señalo que hay mano de obra que llega a la pisca de la naranja, otras al sorgo, maíz y en este caso se tendrá una evidente escases.
Los agricultores en muchas partes del país ya están luchando después de meses de que los apoyos sociales no llegan y los propietarios de tierras y empresas rurales, estiman que la escasez de trabajadores podría llegar muy alto en un momento crucial y dejar los cultivos podridos en los campos.
“La mayor necesidad de trabajadores todavía es unos meses libres, pero la temporada de parto alcanza su punto máximo en la primavera, las principales cosechas tienen lugar en el verano unas pocas semanas antes de que se necesiten recolectores de frutas blandas y luego ensalada y otras verduras. Muchos agricultores ya han comenzado a plantar o cosechar cultivos clave” enfatizo.
La presidenta de la comisión de Bienestar Social del cabildo de Victoria señalo que se debe reconocer que la oferta de mano de obra de los agricultores está en peligro.
“Una escasez de trabajadores del campo es algo que nunca hemos visto antes. Es por eso que estamos pidiendo un ejército de empleados terrestres para apoyar a los agricultores en la alimentación del país” acoto.
Dijo que los trabajadores de otros sectores afectados por la crisis del coronavirus podrían ser re-entrenados rápidamente para realizar trabajos agrícolas. “Necesitamos asistencia urgente del gobierno federal para ayudar a los trabajadores de origen y anunciar puestos”, dijo.
“El tiempo es la esencia. Si no encontramos a estos trabajadores clave, las empresas irán a la quiebra”.
Finalmente reitero que los productores que dependen de trabajadores de temporada para recoger, empacar y clasificar frutas y verduras están extremadamente preocupados por su capacidad de reclutar trabajadores este año” sentencio.