El regidor Horacio Reyna de la Garza acuso al Secretario del Ayuntamiento José Luis Liceaga de León de mantener en la “Congeladora” la propuesta de crear el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana en Victoria.
Dicho funcionario municipal sigue dando largas al proceso de consulta ciudadana y se niega a emitir las observaciones ciudadanas recabadas hasta el momento.
Señaló que de momento no se cuenta con una fecha exacta para la aprobación del reglamento de la citada área, pues las autoridades no han realizado las observaciones y no han cerrado la consulta ciudadana como lo marca la ley.
”Seguimos estando en consulta pública, el día 26 de agosto fue cuando el municipio dispuso en las redes sociales esta consulta pública después de un mes y medio de haberlo aprobado en el ayuntamiento, lo sueltan a consulta y tres semanas después yo le solicito al secretario del ayuntamiento que nos informe cual es el estado que guarda si ha existido participación por parte de ciudadanos y si él tiene una observación que nos haga saber”.
El asambleísta del PRI en el cabildo local lamento que pasaran más de 90 días luego de que el cabildo aprobó la consulta ciudadana para que el Ayuntamiento realizara la misma, posteriormente señaló que solicitó información a la Secretaría del Ayuntamiento para saber si existían reacciones, observaciones o algo para tomarlo en consideración en el reglamento, pero la contestación fue de que existían otros temas prioritarios.
“El secretario del ayuntamiento en la lectura de correspondencia me respondió que ya me contesto el oficio y que ya tengo las observaciones en el reglamento y les comentó que en el mismo no hay nada y solo nos dicen que le demos más tiempo a la administración municipal por que tienen otros procesos están llevando” argumento.
El regidor priista expuso que es necesario se tome en cuenta dicho reglamento para ser sometido a una aprobación de parte del cabildo y después enviarlo a las instancias correspondientes, pues ahí existen puntos medulares como la rendición de cuentas, tema en el cual señala se ha quedado a deber.
“Lamentablemente cuando nos van a dar esas observaciones y someterlo a consenso, no tenemos respuesta de cuando, este reglamento va a obligar a todos los servidores públicos un contacto con la ciudadanía que genera mayor rendición de cuentas, además da mecanismos claros de cómo pueden participar en toma de decisiones, y la tercera que se dan estas dos condiciones va ilegitimar estas acciones de gobierno” subrayo.