La Procuraduría General de la República (PGR) continúa las indagatorias en contra de tres empresas involucradas en la compra-venta de combustible robado y estableció colaboración directa con la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) para “poner bajo la lupa” al resto de gasolineras que pudieran incurrir en delitos.

El delegado de la PGR en Tamaulipas, Miguel Ángel Campos Ortiz, explicó que las tres empresas que son sujetas a investigación por combustible robado, se ubican en la zona norte de la entidad, sin embargo, destacó que en los próximos meses podrían abrirse más carpetas de investigación por este tema.

El Sistema de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda detectó además que las empresas sujetas a investigación hacen uso de facturas apócrifas para vender el combustible robado, lo que agrava la situación jurídica de las empresas.