Ante la falta de espacios para poder seguir ofreciendo los servicios de inhumación, a partir de esta semana el ayuntamiento de Ciudad Victoria reanudarán los estudios de factibilidad de suelo para determinar dónde podría ser factible edificar el nuevo panteón.

Lo anterior fue dado a conocer por el alcalde, Eduardo Gattás y quién agregó que, como parte de dicho proyecto, otro aspecto que se está revisando es el ver si el ayuntamiento dispone de un predio para ello.

“Estamos viendo si el ayuntamiento cuenta con terrenos en lugares adecuados, es decir, estamos viendo el mapa de riesgo, dónde si podemos poner un panteón para no echar a perder los mantos acuíferos”, apunto.

Manifestó que la construcción de un nuevo panteón es un tema prioritario, ya que en la actualidad muchas de las familias que requieren de un espacio para los servicios de inhumación, se ven obligadas a deshacerse de sus pertenencias para poder pagar los servicios mediante un panteón privado.

“Hoy es muy caro morirse, hay gente de mediano y de escasos recursos que no tienen para pagar una funeraria y un panteón privado donde el servicio sale de 40 mil a 70 mil pesos o más”.

Por lo pronto y como una solución provisional para las personas que están enfrentando la pena de haber perdido un familiar y que no cuentan con recursos para pagar un panteón privado, añadió que al interior del panteón la Cruz están habilitando algunos nichos.

Por último, agrego que también a partir de esta semana se comenzara a trabajar en la construcción de una nueva celda “conforme a las especificaciones del gobierno federal”, lo cual permitiera ampliar la vida útil del relleno sanitario.