Ante el alto número de usuarios y a fin de contribuir a generar mayor tranquilidad a quienes llegan y salen de la ciudad, la Central de Autobuses ha redoblado los protocolos de seguridad.

José Refugio Calderón, Gerente de la Central Camionera en esta ciudad, señaló que tradicionalmente en este periodo la afluencia de pasajeros aumenta hasta en un 15% respecto a otros meses “hablamos de un promedio de 2 mil personas más que llegan y salen diariamente”, lo que hace importante reforzar la vigilancia tanto dentro como fuera del inmueble.

“Hasta ahorita no se ha registrado ninguna situación anormal, sin embargo si tenemos el apoyo de todas las corporaciones; al interior de la Central tenemos incluso un módulo de la Policía Estatal y la Policía Federal también entra y hace sus rondines”, agregando que la comunicación y coordinación con cuerpos de seguridad también se tiene en las carreteras.

Puntualizó que viajar por autobús es confiable y seguro, pero para ello añadió que también es importante que la población adopte ciertas medidas de precaución como es el adquirir los boletos de pasaje a través de los mecanismos oficiales que ofrecen las diferentes líneas de transporte foráneo y el no viajar en líneas apócrifas.

Otra de las recomendaciones que se emite es que durante los trayectos no se descuide las pertenencias y mucho menos a los infantes, así como tampoco aceptar alimentos o bebidas de personas extrañas.