Debido al periodo de cuaresma y la contingencia sanitaria a causa del coronavirus, la venta de carne al interior del mercado Argüelles ha disminuido en al menos un 40%.

Juan Herrera, trabajador de una de las carnicerías que se localiza en el mercado, menciono que en los últimos días se ha observado una notable ausencia de amas de casa así como de clientes frecuentes que se dedican a la venta de comida.

“Estamos pisando fondo, las ventas han bajado un 40% o más y el factor ya no solamente es la temporada de cuaresma, también el que la gente no está saliendo a la calle por miedo a enfermarse de coronavirus”, expreso.

Aunque el precio de la carne se mantiene estable, insistió en que son pocas las personas que están acudiendo al área de carnicería.

En algunos caso se indicó que las ventas son tan bajas, que lo que se obtiene no permite cubrir los gastos de operación de los negocios, por lo cual agrego que existen carnicerías han optado por cerrar de manera temporal.