Pese a no existir un respaldo total hacia la reestructuración del organigrama, integrantes del Cabildo han decidido apoyar dicha iniciativa con la intención de que ahora sí las diferentes áreas trabajen con una mayor eficacia.

El regidor Horacio Reyna de la Garza, anticipo que, si los cambios que se están dando no surten resultados a corto plazo, se harán los señalamientos correspondientes en tiempo y forma para evitar el colapso de la prestación de servicios públicos.

“No hay un respaldo total, se generó un consenso, se consideraron algunas de las cuestiones que habíamos mencionado y estamos muy agradecidos en ese sentido y vamos a apoyar la propuesta, pero también vamos a exigir resultados”, declaró.

El integrante del Cabildo señaló que los cambios en las diferentes direcciones era un tema prioritario, toda vez que desde el primer año de la actual administración municipal había quedado evidenciado que muchos de los titulares de áreas no habían dado resultados.

“Nosotros hemos señalado que se tenían que ir los directores porque no habían dado resultados, algunos ya se fueron, otros siguen y este es un primer paso, vamos un poquito tarde, pero se está avanzando en consenso”.

Con relación a la reforma al reglamento orgánico, el integrante del Cabildo añadió que este documento ya existía, por lo que simplemente se modificó para que la administración pública pueda funcionar de una manera más eficiente.