Las armadoras de vehículos se vieron afectadas por los apagones que se registraron en días pasados debido a la cantidad de energía que requiere una industria como esta que es altísima, señaló la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores.

Mario Guerra, presidente de la AMDA en Tamaulipas, explicó; “si bien el consumo de las armadoras no es como un comercio o como un hospital que tienen una planta de luz, ya que una industria requiere una cantidad de luz altísima y por supuesto que un apagón les afecta”.

Indico que esto se ve reflejado hacia las agencias, ya que, si se para la cadena de producción, va ha dejar una de producir vehículos, por lo que ahora probablemente se sienta alguna disminución en los vehículos disponibles o el vehículo que se mandó fabricar se va a tarda un par de días, pero la afectación mas fuerte es para la armadora, mas que para la distribución.

En este sentido, puntualizó que la distribución tiene mecanismos como los inventarios, el plan piso, los vehículos que tenemos en la concesionaria que nos hace que si un día se deja de producir o dos días la afectación no es tan fuerte o tan inmediata.