Expertos señalan que “la inmunidad creada tras la primera inyección de AstraZeneca impide que la segunda dosis sea efectiva”, con eficacia general de 55%, a menos de que la espera sea de tres meses.

“El uso de la vacuna Sputnik V como el segundo componente de la vacuna de AstraZeneca elimina la necesidad de esperar durante tres meses. Los ensayos clínicos de este enfoque ya han comenzado”, afirmaron.

Fue en diciembre cuando AstraZeneca aceptó la propuesta de los desarrolladores de la vacuna Sputnik V para estudiar la posible combinación de ambos medicamentos.

El Ministerio de Salud de Azerbaiyán concedió el permiso para realizar el primer estudio de dicha combinación de vacunas contra el coronavirus, a inicios de febrero.

El programa durará 6 meses y será desarrollado en diferentes países, en espera de contar con 100 voluntarios para cada etapa.