Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante las Naciones Unidas (ONU), dejó en claro este miércoles que “las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) deben ser universalmente reconocidas”.

Lo anterior fue detallado por De la Fuente en la reunión ministerial de MIKTA, espacio de diálogo y concertación integrado por México, Indonesia, la República de Corea, Turquía y Australia,

En una declaración conjunta este miércoles, los miembros de MIKTA manifestaron estar profundamente tristes por la pérdida de vidas y el sufrimiento continuo causado por la pandemia de COVID-19, que es la crisis de salud mundial más grave de los tiempos modernos.

“(La pandemia es) un poderoso recordatorio del imperativo de un sistema multilateral fuerte, receptivo y eficaz. en el que nuestras instituciones estén debidamente autorizadas y dotadas de recursos para cumplir con sus mandatos. Reiteramos que los desafíos están interconectados y solo pueden abordarse mediante un multilateralismo revitalizado”, explicaron en el comunicado.

Las cinco naciones apuntaron que MIKTA se estableció como una agrupación interregional de países miembros del G20 en 2013, con la idea de que, trabajando juntos, se podrían cerrar las brechas entre las naciones desarrolladas y en desarrollo y generar consenso sobre temas que serían relevantes para todas las regiones.

Podría decirse que este papel nunca ha sido más importante que ahora, en un mundo desafiado por la creciente competencia geopolítica y tenso por una pandemia global”, recalcaron en el documento.