Alrededor 8.8 millones d texanos aún siguen con interrupciones de agua, aunque ya la mayoría de los hogares ya están en la normalidad por el regreso de operación con normalidad de las plantas de agua.

Las fuerzas armadas unieron fuerzas con el gobierno de Texas para distribuir agua a los ciudadanos afectados.

“Alrededor de 3.5 millones de botellas de agua ya fueron entregados”, escribió Greg Abbott en su cuenta de Twitter.

Para el lunes en la mañana más de mil 200 sistemas de agua publica fueron reportados con servicio interrumpida por el clima.