En un mitin en Texas, en la frontera con México, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció el despliegue de 27 mil soldados mexicanos para ayudar a detener el flujo migratorio.

Durante una visita a Álamo, en la zona del muro fronterizo, Trump elogió la administración de su homólogo, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Quiero agradecer al presidente López Obrador, es un hombre que sabe lo que está pasando, ama su país y ama a Estados Unidos, quiero agradecerle su amistad con esta administración”, declaró el mandatario.

El mandatario, que dejará el cargo el 20 de enero, celebró la construcción de 450 millas de barda entre ambos países.

Hemos trabajado muchas horas para esto y decían que no lo podíamos lograr. Lo tenemos hecho, es un honor estar aquí en el gran Valle del Río Bravo con la gente, la patrulla, esta gente ha hecho un trabajo increíble”, afirmó el republicano.

El mandatario reconoció que la valla fue una de sus principales promesas de campaña cuando ganó la presidencia en 2016.

Prometimos este muro, pero decían que no era posible. Sin embargo, hemos hecho cosas muy complejas. Recuerdo que decían que no se iba a hacer, que nunca íbamos a completar esta hazaña y que no nos iban a dar el presupuesto”, sostuvo.

Además de México, Trump mencionó a los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador respecto a la migración.

Tenemos una reforma para dar asilo y no es un boleto para entrar a este país”, dijo.

El mandatario criticó la situación que vive nuestro país respecto a la pandemia de coronavirus.

El virus ha sido muy duro con México y tenemos protegida la frontera con esto. Se ve bonito, pero del otro lado el virus está sufriendo para tratar de cruzar”, afirmó el republicano.

Trump se refirió al coronavirus como “la plaga de China”.

Tenemos este muro para impedir que las drogas y el crimen lleguen a este país y detener esta horrible plaga peligrosa en esta frontera que no tenía ley”, aseguró.

Sobre las amenazas de destitución y la apertura del juicio político, Trump aseguró que no ve ningún peligro que lo lleve a la expulsión de su cargo.

La 25 enmienda no representa ningún riesgo para mí”, declaró el magnate republicano.

El presidente insistió que el proceso en su contra es una cacería de brujas.

Además, Trump pidió a sus seguidores mantener la calma y cuidar la ley y el orden en el país.

Esto, luego de que la semana pasada una multitud irrumpió en el Capitolio.

Trump agregó que es momento de que la nación se recupere y que vuelva la tranquilidad.