La policía de Sri Lanka arrestó a 13 personas en relación con los atentados con bombas contra iglesias y hoteles de lujo que dejaron más de 200 muertos, informaron el lunes funcionarios locales.

Las autoridades por el momento no ofrecieron detalles sobre las personas detenidas. Una fuente policial, sin embargo, informó a AFP que los 13 sospechosos fueron detenidos en Colombo, la capital, y en zonas aledañas.

Al menos 207 personas, incluyendo docenas de extranjeros, murieron y cerca de 500 resultaron heridas este domingo en ocho atentados explosivos contra tres iglesias que celebraban la misa de Pascua y cuatro hoteles de lujo en Sri Lanka.

El gobierno ordenó un toque de queda de duración indeterminada que entró en vigor este domingo y el bloqueo temporal de las redes sociales para evitar la difusión de informaciones falsas.

Seis deflagraciones se produjeron de mañana y otras dos por la tarde. Al menos en dos ataques hay relatos de testigos que hablan de un kamikaze como autor.

Se trata del episodio más violento ocurrido en el país desde el fin de la guerra civil, hace una década.